Consejo Médico

¿Tu piel cambia en otoño?

El verano ya es historia y ahora toca ir poco a poco acostumbrándose a los días cortos, al frío, a los cambios de temperatura y a la lluvia. Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra piel necesitan adaptarse a la llegada del otoño y por eso “sufren” ciertos cambios que se notan por dentro y por fuera. Hoy os contamos cómo es este proceso y 6 pasos muy útiles para preparar tu piel en otoño. 

6 pasos imprescindibles para preparar tu piel en otoño

 ¿Cómo afecta el otoño a nuestro cuerpo y a nuestra piel?

El otoño es una época de transición en la que cada elemento de la naturaleza se prepara para afrontar el frío invierno. Nosotros también pasamos por este proceso y eso es algo que notamos tanto física como psicológicamente. Nos solemos sentir más cansados y nuestra piel también se reseca y pierde esa elasticidad que tenía hace un par de meses.

Durante esta época del año se reducen las horas de luz solar, bajan las temperaturas y el viento y la lluvia hacen acto de presencia. Esto provoca cambios hormonales en nuestro organismo que hacen que nuestro ánimo y nuestro ritmo de vida sean diferentes. Estos cambios pueden hacer que nos sintamos con poca energía y vitalidad y esto puede llevarnos a descuidar nuestro cuerpo y nuestra salud.

A la vez que el cuerpo, nuestra piel en otoño también sufre cambios. Durante el verano ha sido “castigada” por el sol y el calor y esto pasa factura en otoño. Ahora además llegan los cambios bruscos de temperatura, el roce de la ropa de invierno, el calor de la calefacción y la sequedad del viento; todo esto puede alterar y deshidratar nuestra piel. Nuestra dieta también cambia y tendemos a reducir la cantidad de frutas y verduras frescas y de agua que consumimos al día, por lo que eso también resta en hidratación.

Como ya sabéis, cuerpo y mente siempre van unidos y es típico que ciertos estadios psicológicos se vean reflejados en nuestra piel. El estrés, los cambios en el ritmo del sueño y el bajón anímico típico del otoño pueden hacer empeorar la salud de nuestra piel exacerbando además problemas como el acné o la dermatitis.

6 Pasos imprescindibles para cuidar tu piel en otoño:

1. Hidrátate: éste es uno de los pasos más importantes. Si quieres mantener tu piel hidratada bebe la suficiente cantidad de agua al día. Aprovecha que llegan los días de frío y prepárate algún té o infusión calentitoIncorpora en tu rutina productos muy hidratantesiluminadores elige limpiadores y desmaquillantes suaves que no deshidraten la piel.

2. Cuida tu alimentación: con la llegada del frío apetecen menos las ensaladas y la fruta, pero es bueno que hagas un esfuerzo y mantengas una dieta saludable durante todo el año. Consume fruta y verdura de temporada, cruda o cocinada y aprovéchate de todas sus vitaminas. No te olvides además de las grasas saludables del pescado azul, los frutos secos y el aceite de oliva virgen extra.

3. Manténte activo: esta es una de las claves para que nuestro cuerpo funcione bien en su totalidad. Vencer la pereza del otoño y salir a dar un paseo o practicar algún deporte es fundamental para mantener el buen ánimo y estimular la circulación sanguínea. Verás como tu piel también lo agradece.

4. Descansa: dormir las suficientes horas y dormirlas bien es algo totalmente necesario para gozar de buena salud. En esta época nuestro ritmo de sueño suele trastocarse un poco. Intenta acostarte temprano y dormir un mínimo de 7 horas al día. Una infusión relajante por noche puede ayudarte con esta tarea.

5. Hidrata bien tu piel: La piel en otoño necesita un aporte extra de hidratación para mantener toda su elasticidad y firmeza. Seguramente las necesidades sean distintas a las del verano y necesites una crema un poco más nutritiva. El aceite de argán, el de almendras o el de coco pueden ser tus perfectos aliados para nutrir en profundidad la piel.

6. Limpia y exfolia: Para renovar la piel y evitar que se acumulen células muertas en su capa más externa es necesario limpiarla bien todos los días y exfoliarla de vez en cuando. Aplica un exfoliante suave al menos una vez por semana y evitarás la descamación y conseguirás que la piel recupere firmeza.

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.