Cosmética Natural Hemos probado

¿Moretones? ¿Hematomas? ¿Artritis? El aceite de árnica es para ti.

El aceite de árnica es un aceite terapéutico natural con muchísimos usos e imprescindible en casa. Sabemos que no es tan conocido como por ejemplo el aceite de caléndula pero aconsejamos tener uno de árnica siempre a mano. Así como, donde hay un niño hay caléndula, nosotros añadimos, donde haya adultos también debe de haber árnica (y además, es idóneo para aplicar sobre los moretones de los peques, los hematomas desaparecen más pronto). Si todavía no sabes por qué es un aceite tan beneficioso toma nota…

1. Analgésico natural: idóneo para aplicar sobre zonas del cuerpo que han sufrido golpes. ¿Cómo actúa? Evita que se concentre la sangre y forme hematomas. Si ya tienes un moretón aplica directamente sobre la zona afectada con un masaje circular y muy suavemente. Tip Cosmethics: calentar previamente la zona para que se deshaga antes el hematoma.

2. Otro de los usos más recurrente con del árnica es utilizar esta planta para reducir las inflamaciones musculares. Es suficiente con aplicar aceite de árnica, ungüento o tintura en la zona afectada. Pronto bajará la inflamación ya que mejora la circulación de la sangre y actúa además como calmante.

3. El aceite de árnica calma las agujetas: es ideal su aplicación después de hacer deporte. Sientes el cuerpo menos cargado y con menos molestias. Tip Cosmethics: combinar gel de ducha de árnica con aceite de árnica.

4. Muchas personas lo utilizan como aceite calmante para dolores de articulaciones afectada por la artritis. Normalmente el aceite de árnica produce calor al aplicarlo en el cuerpo.

5. Como tratamiento facial antienvejecimiento: el aceite de árnica contiene vitaminas que neutralizan los radicales libres. Previene la aparición de signos de envejecimiento prematuro y le aporta a tu piel alta dosis de hidratación.

6. Si tu cabello tienes las raíces muy débiles y dañadas te aconsejamos que te apliques un par de gotas de aceite puro de árnica en la raíz, lo dejes actuar durante 10 minutos y lo retires con tu champú habitual. Repite esta rutina 2 veces por semana durante 6 semanas y notarás como la raíz de tu cabello está más fuerte y sana.

7. Para labios agrietados, cortados y/o muy dañados este bálsamo de miel y árnica los repara y regenera de forma natural y muy efectiva. Bálsamo labial de miel y árnica, Melvita.

El aceite de árnica puro no debe ser utilizado durante el embarazo ni la lactancia.

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.