Hemos probado

Aceite de coco: ¿cómo y cuándo utilizarlo?

El aceite de coco es un aceite muy potente con muchos usos para utilizar sobre cuerpo, cabello y rostro (en este último caso únicamente lo recomendamos como uso puntual y en pieles muy deshidratadas que necesiten una dosis extra de nutrición).

Usos y beneficios del aceite de Coco

Usos y beneficios del aceite de Coco

¿Por qué es tan bueno el aceite de coco?

– Porque al ser un aceite con una elevada presencia de vitaminas antioxidantes se recomienda mucho para utilizar en cabellos quebradizos, dañados o muy secos. En este caso nuestro consejo es que lo apliques de raíz a punta y que lo dejes actuar durante unos 15-20 minutos y que inmediatamente después laves el cabello con un champú también indicado para cabello seco y/o dañado. Además ayuda enormemente a eliminar el “frizz” encrespamiento del cabello. Si lo utilizas sobre el cabello este aceite te aporta hidratación, nutrición, brillo y suavidad.
– Porque es perfecto para aplicar en zonas del cuerpo muy secas como por ejemplo piernas y labios, incluso manos si están muy deshidratadas. El aceite de coco restaura la humedad de la piel y ayuda a mantener la piel suave, hidratada y sedosa.
– Porque también puedes utilizarlo sobre el rostro -en pieles muy secas-. Para el rostro nosotras preferimos el aceite de aguacate, de argán o Egyptian Magic, sobre todo porque el olor es mucho más suave y no es tan pesado, pero debes saber que al aceite de coco también puedes darle ese uso.
– Porque es un aceite calmante que puedes utilizar después de exfoliarte la piel. Puedes aplicarlo en todo el cuerpo. Y si estás embarazada es un aceite muy recomendado para utilizar en pezones y estrías. Algunas chicas nos han contado que lo utilizan para depilarse y les va estupendamente bien.
– Porque muchas chicas lo han utilizado para limpiar la piel por la noche y han conseguido con este aceite puro una limpieza profunda. En este caso debes aplicarte un par de gotas con un suave masaje y retirarlo a continuación con un paño húmedo. Con el aceite de coco hidratas, limpias, proteges y mejoras la flora natural de tu piel. Para una piel grasa esta limpieza es excesiva, lo recomendamos para pieles secas, dañadas y/o maduras.
– Porque mezclado con un poco de azúcar moreno sin refinar, un zumo de naranja recién exprimido y cáscara de naranja consigues elaborar un exfoliante corporal 100% natural y efectivo.

¿Cómo y cuándo me lo aplico?

Aplícatelo sobre la zona deseada. Si lo utilizas para el cabello recuerda hacerlo desde la raíz hasta la punta y después lavarte muy bien el cabello para que no quede lacio.
Os dejamos otro DIY para elaborar una manteca corporal de aloe vera y aceite de coco, ya nos contaréis qué tal.
Os deseamos un feliz martes y nos vemos el próximo año entrevistando a otro aceite 🙂

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.