Consejo Médico

Correr: beneficios estéticos

En semanas pasadas os hablamos sobre los enormes beneficios para la salud que tiene salir a correr y compartíamos algunos consejos para empezar a hacerlo con buen pie.

En Cosmethics nunca dejamos de lado nuestra piel y su aspecto, por lo que en esta entrada queremos detallar los beneficios que nos puede aportar practicar este deporte también a nivel estético.

Correr: beneficios estéticos

Correr: beneficios estéticos


Todos sabemos que correr es un ejercicio estupendo si queremos ganar en salud y perder quilos. Pero además de eso, produce ciertos cambios en nuestros tejidos que nos harán lucir un mejor aspecto. Os contamos algunos de ellos :

  • Piel más radiante: Correr, como otros ejercicios aeróbicos, favorece la oxigenación de nuestra piel. También activa la circulación, haciendo que los nutrientes lleguen mejor a ella. Por eso, salir a correr habitualmente puede ser tan efectivo como muchos tratamientos estéticos. Eso sí, no olvides emplear factor de protección solar e hidratarte bien. Además sabemos que correr reduce el estrés, lo que también se ve reflejado en la salud de la piel.
  • Combate la celulitis: La celulitis es un problema de la piel y los músculos. La falta de tonificación de éstos hace que aumente el espacio entre ellos y la piel, favoreciendo estos depósitos de grasa. Subir cuestas y escaleras es un gran ejercicio para combatir la famosa “piel de naranja”.
  • Piernas más esbeltas: A veces tenemos la creencia errónea de que si practicamos running, nuestras piernas van a adquirir un aspecto “demasiado fuerte”. Esto no es así y de hecho, correr ayuda a lucir unas piernas más delgadas y esbeltas. Por un lado perdemos la grasa que nos sobra y por otro, nuestros músculos se tonifican, dando un aspecto más estilizado.
  • Glúteos firmes: Correr es un ejercicio estupendo para tonificar los glúteos y mantenerlos firmes. Si además incluimos ejercicios de cuestas y sprints en nuestro entrenamiento, este efecto se verá más acentuado.
  • Abdominales planos: Sí, aunque no lo parezca, una de las zonas que primero pierde grasa cuando empezamos a correr de forma habitual es la zona abdominal. Si además lo complementas con unos ejercicios específicos de abdominales tendrás un vientre plano y tonificado.
  • Brazos más firmes: Cuando corres balanceas suavemente los brazos. Este movimiento de acompañamiento tonifica suavemente y ayuda a eliminar la típica flacidez bajo el triceps.
    Ya sabéis… ¡ahora os sobran razones para calzaros las zapatillas y empezar a correr!

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.