Dark Mode On / Off

¿Cuándo debo aplicar mi protector solar?

Un elemento esencial en nuestra rutina de belleza, y que a veces nos olvidamos (sobre todo en invierno), es la protección solar. Muchas personas no saben cuándo y cómo se debe aplicar. ¿Es necesario aplicarla todos los días? ¿Si me maquillo será igual de efectiva que sin maquillaje? ¿Se pone antes o después de la crema hidratante? Hoy vamos a resolver estas y otras tantas cuestiones para que empieces a incluir en tu día a día la protección solar y, lo más importante, sepas cómo aplicarla. 

Protege tu piel todos los días del año.

Para comenzar, debemos saber que la protección solar o fotoprotectores son todos aquellos productos que se aplican sobre la piel con el fin de prevenir aquellos efectos perjudiciales  de los rayos ultravioleta A (UVA) y/o ultravioleta B (UVB). Así, la principal causa de la luz UVB son las quemaduras de sol, mientras que los rayos UVA presentan efectos que penetran más profundamente sobre la piel como la aparición de arrugas, pérdida de la elasticidad de la piel y otros factores responsables del envejecimiento de la piel. Los rayos solares pueden tener efectos muy perjudiciales sobre la piel y, en ocasiones, pueden dar lugar a enfermedades relacionadas con la misma, por lo que es muy importante utilizar la protección durante todo el año.

De hecho, un estudio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) asegura que solo el 42,2% de la ciudadanía se aplica la protección sobre el rostro cuando realiza actividades cotidianas al aire libre en verano, mientras que el 20,4% no utiliza ningún tipo de filtro solar. 

Debemos ser conscientes de las consecuencias que tiene el sol sobre nuestra piel, y que este no está solo en verano. Los rayos UVA y UVB están todo el año, y nuestro rostro es la parte del cuerpo más perjudicada debido a que está expuesto a la luz en otoño, invierno, primavera y verano. 

Queremos proponerte una rutina de belleza facial donde se incluye el protector solar, pero antes debes saber el factor de protección, o FPS (como está reflejado en las etiquetas de cremas y productos solares) que necesitas. Este número indica cuánto tiempo puede pasar al sol una persona antes de llegar a quemarse. Cada piel es un mundo, y para que te puedas orientar un poco te dejamos a continuación un pequeño esquema donde se presenta el factor que precisas dependiendo de la intensidad solar y el tipo de piel.  Si tienes mucho interés sobre protección solar, tipos de filtros y en qué se parecen y diferencian cada uno de ellos te recomendamos este artículo.

Fuente: Mentactiva Tabla: Elaboración propia

El orden si importa: protección solar al final (o justo antes del make-up)

Después de saber cuál es el factor solar que necesitas ya puedes comenzar con la siguiente rutina facial diaria que te dejamos para que puedas incluir el protector solar y lo apliques en el momento adecuado para que sus sustancias tengan efecto y te protejan de los rayos solares. 

  1. Limpia tu piel diariamentela rutina de limpieza es un básico que ayudará a que todos los productos que te apliques posteriormente penetren mejor en los poros de la piel y tengan más efectividad. Asegúrate siempre de utilizar un limpiador específico para tu piel y que pueda quitar los restos de sudor, sebo, maquillaje y otros elementos que nos podamos topar. Enjuaga bien la cara y, si es necesario, repite el proceso una vez más.
  2. Tonifica el objetivo de la tonificación es terminar de limpiar la piel y clarificar los poros, retirando las células muertas que nos permitirán que la crema hidratante se absorba mejor en la piel.
  3. Tratamientos este paso no es para todas, solo para aquellas que estén en algún tratamiento para el acné o las manchas, por ejemplo. Sería en este momento cuando te lo tendrías que aplicar. 
  4. Sérumcuando aplicamos las cremas faciales debemos empezar siempre por la más ligera, así que el sérum será el que tome la iniciativa. Su función aportarle a la piel ingredientes activos en dosis concentradas, por lo que tienes que asegurarte de elegir el más adecuado para tu piel. 
  5. Los ojosseguramente te estarás haciendo esta pregunta: ¿por qué va antes que la crema hidratante? La respuesta es porque son cremas más ligeras, al igual que el sérum, y para esta zona de la cara, que es una de las más sensibles, debemos usar también una crema específica.
  6. La crema hidratanteeste paso es esencial para tener la piel bien hidratada. La mejor opción para aplicar la crema hidratante es masajeando en movimientos circulares, de adentro hacia afuera. Este producto se coloca antes del protector solar ya que si lo hacemos al revés, los demás productos no penetrarían en la piel y no tendrían efecto alguno. En lugar de utilizar la crema hidratante también es válido un doble sérum, dependiendo de cada persona. 
  7. El protector solarel último paso de la rutina. De esta forma, actuará como una pantalla que hará que los rayos solares no dañen la piel y, por lo tanto, debes aplicarla antes de salir a la calle para proteger tu rostro.
  8. Maquillajeeste paso es para quien lo desee, no es obligatorio. Antes de aplicar el maquillaje hay que esperar a que la protección solar sea absorbida por la piel. Te recomendamos que esperes aproximadamente 5 minutos. Un consejo que os damos es que para obtener unos buenos resultados y que no se arrastre todos los productos de hidratación, apliques el maquillaje con toques y siempre desde el centro facial hacia fuera. Asimismo, existen protectores solares con color que pueden ser un buen sustituto para tu base de maquillaje. 

Realizar esta rutina todos los días hará que tu piel esté suave, hidratada y saludable. Estará protegida en todo momento de aquellos efectos perjudiciales de los rayos solares.

Situaciones que pueden engañar o confundir

Una vez que ya tenemos nuestra rutina facial donde se incluye la protección solar, es importante que no te confíes y no la dejes de aplicar en las siguientes situaciones: 

  • Si está el día nublado, ya que el 90% de las radiaciones solares consiguen atravesar las nubes y llegan intactas a tu piel 
  • Si estás en el agua o hace viento, la falta de calor puede hacerte pensar que los rayos no están, y en verdad siguen incidiendo en tu piel.
  • Si ya estás morena, no descuides aplicar la crema solar. El bronceado, aunque evite que te quemes, no te va a proteger frente a los rayos UVB y los efectos de las radiaciones UVA.

Es difícil indicar con exactitud qué puede suceder si no usas protección solar en tus rutinas, y seguramente se vea reflejado en tu piel. Los rayos solares siempre están presentes. Te recomendamos una buena dosis de protección solar facial para cuidar de forma correcta tu piel. En nuestro catálogo puedes encontrar una amplia gama de protectores solares faciales, pero a continuación te dejamos una serie de ellos para que les eches un ojo y no te escapes de proteger bien tu piel.

Nuestras recomendaciones:

De menor a mayor protección: 

  1. Polvos de acabado transparentes SPF20 Moondance: esta maravilla de Ilia Beauty son unos polvos traslúcidos ideales para matificar e iluminar el rostro e ir protegida de forma sencilla y natural. Indicada para todo tipo de pieles, pero son perfectas para pieles mixtas y grasas que buscan una protección efectiva y ligera. Protección urbana.

Os recomendamos que, para conseguir unos resultados mejores, lo apliquéis como paso final de vuestra rutina para fijar el maquillaje con protección SPF20. No obstante, podéis utilizarlo en cualquier momento y lugar gracias a su práctico cepillo que viene incorporado. 

  1. Crema facial regenerante con SPF30 Sun Guardian: esta crema de Odacité hidrata y regenera la piel, además de protegerla de la luz azul. Tiene una textura fluida, no grasa, y es apta para todo tipo de piel, incluida grasa y/o con acné. 

Para utilizar este producto, debes tener la piel limpia y seca.. Después masajea hasta que se absorba por completo. 

  1. Protector solar SPF30 British Summer: este protector solar de Pai Skincare es el protector solar con filtro físico que mejor funciona para una piel grasa. Aunque es para todo tipo de piel, sabemos que las pieles grasas y/o con tendencia acneica lo suelen tener más difícil. Hasta la fecha este es el que mejores resultados nos ha dado. Si tienes la piel sensible también puedes utilizarlo. Es para cuerpo y rostro y también protege de la luz azul. Protección urbana,

Para utilizar este producto, tienes que aplicarlo uniformemente sobre el rostro y cuerpo antes de exponerte al sol. Vuelve a aplicarlo tantas veces como sea necesario a lo largo del día. No dejes que pasen más de dos horas entre aplicación y aplicación, 

  1. Stick facial SPF50 Pro-Active Protector Solar Mineral en barra: este protector solar facial mineral, natural y certificado SPF50 de Mádara viene en formato barra para que sea más fácil de usar y transportar ya que, de esta forma, puedes llevarlo en tu bolso o bolsillos y que te acompañe en todas tus actividades. Apto para todo tipo de pieles. 

Para utilizar, recomendamos que sea sola o después de aplicar tu crema de día (si tu piel es muy, pero que muy seca).

  1. Sunset Protector solar en stick SPF50+ alta protección para rostro: este protector de Seventy-one protege de los rayos UVA y UVB y es resistente al agua. Tiene una textura cremosa, color colar, y ha sido creada pensando en surfistas y personas que practican deporte al aire libre y que necesitan cuidados resistentes para su piel. 

Para utilizar este producto, solo lo tienes que aplicar con un gesto en todas las áreas sensibles del rostro: pómulos, nariz, mentón y frente. Renueva la aplicación por lo menos cada 80 minutos. 

  1. Protección solar facial SPF50+ con un poquito de color: este fotoprotector facial de Nuura es resistente al agua y está recomendado para aquellas personas con piel sensible, deshidratada o muy seca. Puedes utilizarlo a diario y es ideal para la práctica deportiva y actividades al aire libre. Gracias a su suave pigmento consigue unificar la tez, pero no es make up. No lo recomendamos en pieles mixtas o grasas.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.