Cosmética Natural

Purificar y oxigenar la piel. ¿Arcilla blanca, verde o roja?

Las mascarillas de arcilla son una solución muy económica (sobre todo si las adquieres en polvo y las prepararas en casa) y natural para reducir, y en algunos casos eliminar algunos granos. Su utilización no es un invento de la postmodernidad. Ha sido empleada desde la antigüedad por sus numerosas propiedades cosméticas. Por ello, y porque es un básico, hoy en Cosmethics arrojamos luz sobre las principales arcillas –blancaverde y roja-, sobre sus diferencias y usos. Aplicadas una vez a la semana (en función del tipo de arcilla y piel) son una solución a la hora de erradicar con las impurezas de la piel. 

Propiedades:

– Actúan como exfoliante natural además de ayudar a la regeneración de la piel.

– Luchan contra las impurezas y toxinas.

– Se absorben fácilmente (sobre todo la arcilla verde, especialmente indicada para pieles grasas).

– Poseen propiedades antibacterianas, purificadoras y absorbentes gracias a la gran cantidad de minerales que contienen

¿Cómo, cuándo y cuánto?

Existen muchos tipos de mascarillas. En función de lo que busques y necesites habrás de elegir una u otra. Puedes complementarla siempre que quieras con aceites esenciales para aumentar sus beneficios (aceite esencial de Rosa Mosqueta, Árbol de té, Limón, Caléndula, son solo unos ejemplos). Su aplicación es recomendable una vez por semana, aunque esto dependerá notablemente del tipo de arcilla y por supuesto de tu piel. Si tienes la piel muy grasa puedes aplicarte dos veces por semana una mascarilla de arcilla verde con un par de gotas de aceite esencial de limón o árbol de té.

Antes de aplicar cualquier tipo de mascarilla tu piel debe estar limpia y desmaquillada. Cuando la prepares evita siempre utilizar utensilios y recipientes de metal y plástico, ya que éstos reducirán en gran medida muchas de sus propiedades. Lo ideal es utilizar cuenco y cuchara de palo, pero lo dejamos en tus manos. Vierte una cucharada de arcilla en polvo y otra de agua caliente mineral (si quieres añade unas gotas de aceite esencial) hasta conseguir una pasta homogénea. Añade un poco más de agua si queda demasiado espesa. No la remuevas en exceso, ¡al contrario!: lo mínimo posible. Cuando tengas la mascarilla preparada aplícate una capa fina por todo el rostro (evita el contorno de los ojos y de la boca siempre). Tras unos 15 minutos (aproximadamente) retírala  con una esponja o paño húmedo con agua tibia. Aplícate una crema hidratante o nutritiva (en función de tu piel) tras haber retirado la mascarilla, la arcilla reseca la piel y notarás que es necesario para completar el tratamiento.

¿Qué sucederá entonces? Resultados inmediatos

– Piel extraordinariamente limpia.

– Libre de impurezas (la arcilla blanca posee un alto poder para eliminarlas).

– Menos grasa; en el caso de las pieles grasas se recomienda elegir arcilla verde.

– Menos puntos negros y acné.

– Piel purificada y oxigenada.

¿Cuál elijo?

La elección dependerá en parte de lo que busques en tu mascarilla y del tipo de piel que tengas. Las propiedades son similares, pero deberás decidirte por una en función de la sensibilidad y secreción sebácea de tu epidermis.

Arcilla blanca (caolín): recomendada para aquellas pieles sensibles y secas o normales. Posee un alto poder para eliminar impurezas, es antibacteriana, antiinflamatoria y cicatrizante.

Arcilla verde: especialmente recomendada para las pieles grasas. Rica en magnesio. Limpia los poros, elimina las impureza y absorbe el exceso de grasa. Es purificante, remineralizante y absorbente. Si tienes la piel muy grasa puedes incluso utilizarla dos veces por semana.

Arcilla roja: indicada para pieles sensibles. Sus propiedades son muy similares a las de la arcilla verde pero reseca menos la piel. Gran contenido de óxidos e hidróxidos de hierro.

¿Qué arcilla utilizas tú? Cuéntanoslo y dinos si añades alguna gotita de aceite esencial para aumentar sus beneficios.

¿Tienes dudas? ¡Pregúntanos!

También te puede interesar

4 Comments

  • Avatar
    Reply
    María teresa
    10/02/2019 at 08:47

    Para hacer cataplasmas para los senos cual es mejor arcilla verde o roja graciasmayte

    • Avatar
      Reply
      Ana V.
      11/04/2019 at 18:48

      Hola María, muchas gracias por tu consulta. Nunca hemos probado a hacer cataplasma para el pecho con arcillas, pero nuestra recomendación a priori es arcilla verde ya que la roja es más “fuerte” y puede deshidratarte mucho la piel. Quedamos atentas a tu respuesta.

  • Avatar
    Reply
    Eugenia
    01/15/2014 at 14:48

    Tengo la piel grasa y utilizo desde hace algún tiempo la mascarilla de arbol de té de Karicia, y ha sido todo un acierto para mi. La aplico cada 10 días aproximadamente y noto como me mejoran las impurezas (todo esto, combinado con una rutina de limpieza diaria, no existen los milagros de un día, jejeje).
    Hace un mes probé la arcilla verde, para mezclar en casa con agua, y el resultado fue similar, aunque se notaba la falta del aceite de arbol de té.
    Pero mezclándolo tu misma el precio es competitivísimo

  • Avatar
    Reply
    María Monedero
    10/10/2013 at 10:52

    La verdad es que es un tratamiento eficaz y maravilloso que yo también recomiendo… Gracias por recordárnoslo 🙂

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.