DIY: DO IT YOURSELF

Hazlo tú mismo: mascarilla para piel grasa

Las pieles grasas y mixtas suelen ser complicadas y rebeldes a la hora de tratar. Controlar la secreción de las glándulas sebáceas no es tarea fácil y a veces los cambios en la dieta o en nuestras actividades diarias se ven reflejados en nuestra piel en forma de acné, puntos negros o comedones. Para ayudar a evitar que nuestra piel se revele, en Cosmethics os proponemos una sencilla receta con base de arcilla roja, que ayudará a absorber el exceso de grasa y a controlar mejor la piel grasa y con tendencia acneica.

piel grasa, mascarilla
Arcilla roja, piel grasa

La piel grasa suele ser bastante rebelde a la hora de controlarla, dando lugar a acné y granitos en los momentos menos oportunos. Hoy os proponemos una sencilla receta para que elaboréis una mascarilla 100% natural que ayudará a regular el exceso de grasa de vuestra piel.

¿QUÉ NECESITAS?

– 30 gramos de arcilla roja

– Agua de hammamelis (puedes sustituirla por una infusión de manzanilla, a poder ser en agua no clorada y de manantial)

– 3 gotas de zumo de limón

– 2 gotas de aceite esencial de arbol de té.

¿QUÉ TIENES QUE HACER?

Coloca la arcilla en un bol de vidrio o cerámica (debes evitar los utensilios de metal cuando trabajes con arcilla).  Añade el agua hasta formar umha pasta ligera, capaz de extenderse con facilidad sobre la piel. Utiliza para esto una cuchara o espátula de madera.

Una vez hecha la mezcla añade las gotas de limón y de aceite de árbol de té. Intenta no excederte en las cantidades de éstos, ya que si no puede resultar demasiado fuerte para la piel.

Con la ayuda de una brocha o de los dedos extiende una fina capa de la mascarilla por el rostro, evitando el contorno de ojos. Os recomendamos dejarla entre 10 y 20 minutos, no más, ya que podría resecar demasiado la piel. Es preferible aplicarla más a menudo y durante un tiempo prudente (entre 10 y 15 minutos) que dejarla demasiado tiempo sobre la piel.

Pasado este tiempo puedes retirar la mascarilla con agua tibia y un poco de jabón natural. Evita hacerlo en seco, ya que la arcilla seca puede rascar e irritar la piel.

Con la piel bien limpia y ya sin restos de arcilla puedes proceder a tu rutina diaria de tónico e hidratante.

¿QUÉ ESPERAR DE ESTA MASCARILLA?

– La arcilla roja es rica en hierro y aluminio. Tiene propiedades absorbentes y cicatrizantes y ayuda a neutralizar toxinas, por lo que actúa como un buen drenante de la piel. Su uso está indicado en pieles grasas y sensibles, aunque debemos evitar la aplicación en caso de irritación o congestión cutánea, ya que el efecto astringesnte puede empeorar el problema. Cuando la apliques, verás como una vez seca se torna más oscura en las zonas más grasas de la piel, debido a la absorción de gotitas de grasa y toxinas.

– El limón y el aceite de arbol de té potencian su poder astrigente, a la vez que aportan propiedades desinfectantes.

– Aunque es apta para pieles sensibles, no debes abusar de ella. La frecuencia de aplicación dependerá de cada piel.

– Puedes emplearla simplemente sobre zonas localizadas o para tratar un comedón o algún punto negro en concreto. Además la arcilla roja tiene múltiples usos y propiedades. ¡Atrévete y experimenta con ella!

Photo from: http://www.bazarnatural.cl/CUIDADO-FACIAL.html

Avatar

Me llamo María. Soy licenciada en Medicina. Adoro el deporte, sobre todo si es al aire libre. Me encanta salir a correr cada día y hacer senderismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading cart ⌛️ ...