Hemos probado

Doble limpieza: ¿mito o realidad?

Nunca serán suficientes las veces que insistimos, tanto el boutique física como en nuestro blog, en la importancia de una correcta limpieza facial cada día y noche. Cada día leemos post y artículos donde se nos explica los “trucos” básicos para mantener una piel siempre joven. Algunos son muy acertados, otros en cambio se explayan y únicamente incorporan pasos y pasos a una rutina facial que muchas veces, por falta de voluntad o tiempo no estamos dispuestos a llevar a cabo.

Doble limpieza: ¿mito o realidad?

Doble limpieza: ¿mito o realidad?

En [the] cosmethics hemos aprendido mucho durante estos 5 años y hay 4 claves que más que fundamentales son obligatorias. Si quieres que tu piel se mantenga joven, radiante, saludable y por supuesto retrasar el envejecimiento prematuro debes: limpiar el rostro cada día y noche como es debido, beber agua, proteger tu piel SIEMPRE del sol y evitar el alcohol y el tabaco. Hoy nuestro cometido es profundizar en la limpieza facial.

¿Cuál es la mejor limpiadora en [the] cosmethics?

Es una pregunta un poco trampa porque lo cierto es que todo depende. En primer lugar a la hora de elegir una limpiadora debes tener muy presente tu tipo de piel: su sensibilidad y la grasa, a continuación debes saber qué tipo de limpieza llevar a cabo en función de si te maquillas o no y finalmente debes completarla con un tónico que hidrate y aporte ese “extra” de lo que tu piel necesita.
Si nos preguntan cuál es la limpiadora estrella en thecosmethics.com afirmamos que es la limpiadora en crema de camelia de Pai Skincare. Una crema limpiadora 100% natural, orgánica, indicada para limpiar, desmaquillar, hidratar, nutrir y calmar todo tipo de pieles (desde una piel grasa hasta una piel seca y sensible con cuperosis). Tanto si te maquillas como si no con esta limpiadora te asegura una limpieza efectiva sin demasiadas complicaciones. Ésta es una de las razones por la cual es una de nuestras y vuestras favoritas, pero no es la única.
Lo más importante a la hora de elegir un cosmético limpiador (mousse, jabón, gel, crema limpiadora, leche, agua micelar o bálsamo) es tener presente el tipo de piel que tenemos y sus necesidades. Y debemos asegurarnos de eliminar el maquillaje de nuestra piel. Si nos maquillamos (bien sea con polvos minerales, bb cream o bases líquidas más pesadas) debemos tener la certeza de que el cosmético limpiador que hemos elegido retira todos los restos.

Doble limpieza:

Si te maquillas, sobre todo con bases líquidas (más pesadas que los polvos minerales y por supuesto más grasas) debes utilizar una crema, bálsamo o leche limpiadora que limpie y retire todo el maquillaje y sebo de tu piel; y a continuación -una vez que hayas retirado todo el maquillaje- podrás utilizar un jabón para limpiar tu piel y quedarte con una sensación de frescor inigualable.
Sabemos que hay personas, más de las que nos gustaría, que utilizan agua micelar, y queremos aprovechar para recordar que siempre, y siempre es siempre, después de desmaquillar o limpiar la piel con agua micelar debemos utilizar una mousse, gel o jabón limpiador para limpiar el rostro y finalizar así la limpieza. Jamás debemos dejar la piel recién limpiada con agua micelar sin finalizar la limpieza como es debido.
Después de retirar “la suciedad superficial” (maquillaje, polvos, lápiz de labios, lápiz de ojos, máscara, etc.) debemos limpiar nuestra piel. A continuación vamos a profundizar en nuestras limpiadoras favoritas con sus respectivos tónicos para ayudaros con una rutina sencilla y efectiva:

Grace, Antipodes: crema limpiadora suave para pieles sensibles y no muy grasas. Limpia, desmaquilla (polvos minerales y bases líquidas suaves), hidrata, calma y nutre. La textura es similar a la de un yogur griego y la utilizas humedeciendo previamente el rostro. Puedes masajear con las yemas de los dedos, pero te recomendamos si te maquillas que utilices una muselina limpiadora para que “arrastre” la suciedad sin agredir tu piel. No utilizar para desmaquillar ojos. Si tu contorno del ojo es muy sensible y utilizas máscara de pestañas y lápiz de ojos te irá estupendamente Egyptian Magic. Completar con tónico antioxidante y calmante Ananda, también de Antipodes.
Juliet, Antipodes: es un gel limpiador orgánico indicado para pieles no sensibles y no secas. Limpia, hidrata y retira polvos minerales a la perfección. No retira perfectamente bases de maquillaje líquidas y no debes utilizarlo para desmaquillar los ojos. Si eres alérgico al kiwi esta opción no es para ti. Completar con tónico regulador Resurrect, también de Antipodes.
Camelia & Gentle Rose Cleanser, Pai Skincare: limpiadora en crema con muselina 100% natural, orgánica, indicada para todo tipo de pieles (desde sensibles secas a muy grasas). Limpia y desmaquilla en profundidad (para rotros, cuello y ojos), hidrata, nutre, calma y no engrasa. Es la limpiadora perfecta. Recomendada para casi todas las personas. Abstenerse personas intolerantes a la lactosa, contiene ácido láctico. Completar con tónico regulador de arroz (piel mixta), tónico calmante de flor de loto (piel sensible) o tónico facial especial de Dr.Hauschka (piel muy grasa).
Egyptian Magic: bálsamo aceitoso que limpia, desmaquilla en profundidad, nutre y calma. Indicado para pieles sensibles, deshidratadas o muy secas, o pieles con maquillaje denso. Limpia cuello, rostro y contorno de ojos. Contiene cera alba por lo tanto es comedogénico. No lo recomendamos para pieles con acné. Complementar con tónico facial.
Bálsamo facial limpiador cremoso, Suti: indicado para pieles muy secas. Limpia, hidrata, nutre y desmaquilla en profundidad. Finalizar limpieza con tónico de rosas de Suti.
Agua micelar, Melvita: elaborada con una fórmula extra suave y sin perfume. Limpia, desmaquilla y elimina las impurezas de la epidermis dejándola suave, limpia y tonificada. Fórmula sin jabón y enriquecida con agua floral de hamamelis. Puede ser utilizada por todo tipo de pieles. Después de limpiar y desmaquillar la piel con agua micelar debes utilizar un limpiador, por ejemplo un jabón suave de caléndula. Completar con tónico.
Recuerda que la limpieza de por la noche debe ser más profunda ya que tu piel ha estado expuesta durante todo el día, es el mejor momento para llevar a cabo una doble limpieza. En cambio por la mañana ésta puede ser más rápida y suave.
Si necesitas ayuda no dudes en escribinos a [email protected] para que te asesoremos.

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.