Hemos probado

Con este test de Grown Alchemist descubres qué tipo de piel tienes: Pinch, Squint y Blot. Protocolo Grown Alchemist

Un protocolo de tratamiento eficaz depende principalmente de dos factores complementarios: una técnica extraordinaria combinada con un cuidado de la piel, de máxima eficacia, cuyo objetivo final es conseguir una piel sana y libre de toxinas. Para llevar a cabo un protocolo correcto y efectivo Grown Alchemist crea una línea de cosméticos naturales perfectos para activar y liberar nuestra verdadera belleza. Una técnica en completa sinergia con la piel, los resultados y la ciencia; una técnica específica, sin restricciones, instintiva, que proporciona resultados incomparables. Cuando se consigue combinar la técnica y la eficacia del producto, se alcanza un nuevo nivel de salud celular que libera la piel para que actúe como el poderoso e inteligente órgano que es. Los productos faciales de Grown Alchemist representan una nueva era de tratamiento, excelencia y resultados.

Grown Alchemist: cosmética australiana

Primer paso: DIAGNOSTICAR nuestra piel

Posiblemente sea la fase más importante ya que pone de manifiesto las necesidades y/o preocupaciones de nuestra piel. Sin un correcto diagnóstico, no seremos capaces de saber qué necesita nuestra piel y hacia donde debemos apuntar para cuidarla correctamente. Para diagnosticar y reconocer nuestro tipo de piel debemos preguntarnos:

– ¿Qué tipo de piel tengo? Por un lado debemos identificar si es seca, normal, mixta, grasa o muy grasa. Y por otra parte debemos ser conscientes de si ésta es muy sensible o si tiene algún problema cutáneo. En esta primera fase es fundamental reconocer qué ingredientes no le sientan bien a nuestra piel teniendo en cuenta todo cuando se nos pase por la cabeza: intolerancia, alergias, problemas cutáneos…

Y es fundamental ser conscientes de que nuestra piel cambia, al igual que nosotros, y que sus necesidades pueden ir variando a lo largo del año en función de la estación o de lo que nosotros necesitemos.

¿Qué textura le sienta bien a mi piel? Ligera, en crema, en gel, acuosa, densa, ungüento, crema, pomada… ¿Prefiere texturas ligeras u oleosas?

¿Está lo suficientemente bien hidratada mi piel? Un tip para comprobar el nivel de hidratación de nuestra piel consiste alzar suavemente la piel desde debajo de las mejillas hacia arriba. Si hay problemas de hidratación se apreciarán “arrugas” sobre la piel. A mayor deshidratación, más marcadas y profundas serán esas arrugas.

Piel firme: ¿sí o no? Para diagnosticar el nivel de firmeza de nuestra piel deberemos hacer el famoso test “Pinch“. ¿En qué consiste? En pellizcar suavemente la piel de las mejillas. Cuando más rápido se recupere (más pronto vuelva a su sitio nuestra piel), mayor firmeza tiene.

Arrugas y líneas de expresión: el test “Squint” será el encargado de ayudarnos a comprobarlo. Para llevarlo a cabo es tan sencillo como realizar gestos faciales exagerados , como entrecerrar los ojos o fruncir el ceño. A continuación mírate en el espejo y comprueba si observas huellas visibles cuando tu piel deja de moverse. Las auténticas arrugas se pueden observar cuando la piel está en reposo.

¿Demasiados brillos?: para salir de dudas a la famosa pregunta de si tu piel brilla o no demasiado (no confundir con una piel correctamente iluminada) deberás ejecutar el sencillo test “Blot“. Cubre los dedos de una mano con un tissue limpio y desliza el pulgar de la otra mano ligeramente hacia abajo. Deslízalo desde la frente hasta la nariz, levanta y luego vuelve a deslizarlo hasta la barbilla. Limpia suavemente el pulgar con el tissue para eliminar cualquier resto de maquillaje. Frota el dedo índice sobre el pulgar, para valorar el brillo. Con la yema del pulgar percibirás la piel más grasa y más gruesa. Este test es fundamental, ya que muchas veces nos cuesta identificar con exactitud el tipo de piel que tenemos.

Una vez que hemos realizado el análisis de nuestra piel y hemos confirmado el diagnóstico debemos escoger el tratamiento más adecuado. Aquí es donde más errores se cometen ya que en muchas ocasiones atendemos a personas que no tienen claro qué piel tienen y como consecuencia han elegido o les han recomendado productos que no se ajustaban a sus necesidades.

Cosmética natural australiana: Grown Alchemist

Protocolo Grown Alchemist: limpiar, desintoxicar y activar

Por ello, partiendo de la base que hemos hecho un correcto diagnóstico de nuestra piel procederemos a seleccionar el mejor tratamiento que se ajusto a nuestras peticiones y necesidades. Los 3 pasos fundamentales de una correcta rutina facial de Grown Alchemis son: limpiar, desintoxicar y activar.

Grown Alchemist limpieza facial

Limpiar: es una fase en la que el cutis queda completamente limpio y fresco. Preparado para recibir un tratamiento más profundo a continuación. Gracias a la combinación de ingredientes y formulación de cada producto de limpieza conseguiremos liberar desechos celulares, eliminar residuos y células muertas de la superficie de la piel y nuestra piel se oxigena y revitaliza. Los resultados de una correcta limpieza son una piel resplandeciente, viva y por supuesto activa. Con la limpieza eliminaremos todo el maquillaje del rostro y del cuello y escote. Una suave pero intensa exfoliación atenúa la opacidad, sin dañar la piel. La mayor parte del tiempo dedicado a nuestra rutina facial se emplea en esta fase ya que es fundamental crear un clima de salud celular bueno.

Qué productos de Grown Alchemist debo utilizar para limpiar mi rostro:

Para llevar a cabo una correcta limpieza de tu rostro, ojos, labios y escote debes limpiar cada zona en profundidad y repetirla hasta que tu piel quede 100% libre y libre de residuos.

OJOS Y LABIOS: Para limpiar el contorno de ojos y labios debes utilizar Eye Make-Up Remover Azulene & Tocopherol, 1 ml por cada disco/paño de algodón. Primero humedece la línea de las cejas y desliza el algodón hacia las pestañas. Repite el movimiento, trabajando hacia el exterior, desde las cejas hasta la sien.

A continuación dobla el disco de algodón en un cuarto. Utilizando la esquina, acaricia la línea de las pestañas desde el ángulo inferior hacia el exterior. Mira hacia arriba y comprueba que se ha eliminado cualquier resto de maquillaje de los ojos. Repite el mismo procedimiento en el otro ojo y el los labios (cuando limpies los labios hazlo con movimientos horizontales).

PIEL DEL ROSTRO: Cubre el rostro, el cuello y el escote con una cantidad generosa de limpiador Hydra-Restore Cream Cleanser – Olive Leaf & Plantago Extract (aprox 5ml) y masajea circularmente sobre todo el rostro. Mientras masajes presiona de forma moderada a una velocidad lenta y repite los movimientos circulares por todo el rostro durante 2 minutos (comprueba que tus manos permanecen siempre cubiertas con el limpiador).

A continuación vuelve a masajear pero comenzando únicamente por un lado del rostro. Aplica un masaje suave sobre la piel con movimientos realizados con toda la mano. Trabaja a partir de la barbilla, realizar un barrido desde debajo de la línea de la mandíbula, hasta el centro de la frente. Finaliza con un momento de presión leve en el centro de la frente. A continuación repite el mismo proceso sobre el lado opuesto (2 minutos cada lateral del rostro).

No te olvides de limpiar el escote. Al realizar el masaje circular con la crema limpiadora Hydra Restore debes ejercer mayor presión y trabajar a una velocidad más lenta, lo que garantiza una óptima relajación y limpieza en esta zona.

Finalmente retirar con compresas de gasa y seguir con la aplicación del tónico para completar la limpieza: Balancing Toner-Rose, Ginseng & Chamomile, 2,5ml debes utilizar.

Después de una limpieza profunda tu piel está en perfectas condiciones para pulirla, o lo que viene a ser lo mismo exfoliarla sin agredirla.

En esta última etapa de la limpieza debes humedecer el cutis y las dos manos con agua. Aplicar una pequeña cantidad de exfoliante Polishing Facial Exfoliant: Pink Grapefruit & Glucomannan Extract en las yemas de los dedos y extenderlo. Aplica una pequeña cantidad en la frente, punta de la nariz, barbilla, mejillas y cuello, todo ello con suaves toques.

Vuelve a humedecer las yemas de los dedos otra vez y presiona de forma leve pero con movimientos enérgicos y circulares, empezando desde la frente hacia el exterior y desde el mentón hacia la nariz. Continúa con la línea de la mandíbula y el cuello.

Finalmente retira el exfoliante con una compresa de gasa y comprueba que no queda ningún resto sobre la piel. Tonifica de nuevo el cutis para garantizar que no haya residuos de exfoliante sobre tu epidermis.

¿Cómo “desintoxico” mi piel con Grown Alchemsit?

Limpiar + desintoxicar + activar: protocolo Grown Alchemist

Limpiar + desintoxicar + activar: protocolo Grown Alchemist

Desintoxicar es la segunda fase de nuestro tratamiento. Después de la limpieza facial la piel queda relajada y libre de residuos, los músculos se relajan profundamente y potencian la renovación celular. En esta segunda fase debemos aplicar una mascarilla como cuidado extra. Con este paso conseguimos una piel resplandeciente y translúcida que brilla reflejando salud y bienestar. Durante la aplicación de la mascarilla, también trabajamos para relajar profundamente el cuello, los hombros, el pelo y el cuero cabelludo liberando la tensión nerviosa. Esto crea una intensa sensación de bienestar que actúa sobre los potenciadores del estrés que puede afectar a la piel.

Para comenzar la segunda fase de nuestra rutina de Grown Alchemist debemos aplicar Detox Serum – Antioxidant+3 Complex (1ml) utilizando las palmas de las manos (aplicar dos gotas en las palmas, frotarlas para calentar el sérum y a continuación presionar sobre el rostro con la palma ahuecada). Comenzar desde la frente hasta la barbilla. Continuar sobre cuello y escote. Después aplicar Antioxidant + Facial Oil Borago, Rosehip & Buckthorn y repetir todos los movimientos realizados con la palma de la mano.

Para finalizar esta fase de detox de la piel debemos tomar una cantidad generosa de mascarilla facial Deep Cleansing Masque: Wheatgerm, Ginkgo & Cranberry y aplicarla con un cepillo sobre rostro, cuello y escote. Dejarla actuar durante 15 minutos aproximadamente. Cubrir los ojos con dos discos de algodón empapados en tónico Balancing Toner – Rose, Ginseng & Chamomile. 

Retirar con agua tibia y masaje circular.

Un paso más profundo: restaurar y reducir la aparición y profundidad de las arrugas. Grown Alchemist

Activar: durante la fase final del tratamiento facial, debemos combinar productos diseñados para ir más allá de la hidratación consiguiendo un tratamiento más profundo. Sérums, aceites faciales, cremas de tratamiento y productos específicos para cada zona del rostro que tratan cada necesidad, dejando al instante un cutis más claro, translúcido, radiante, en una palabra, más REVITALIZADO. El rejuvenecimiento de la piel se aprecia de manera notable, inmediata y evidente.

Después de una limpia limpia y detoxificada es el momento de aplicarle el sérum correcto y la crema de rostro para finalizar la rutina. En función del tipo de piel, edad y exigencias deberás decantarte por una u otra.

Pieles normales con tendencia a secarse un poco que buscan una crema preventiva: Crema hidroreparadora de día con Camelia y Geranio.

Pieles mixtas/grasas con muchos brillos y sebo que necesitan una crema reguladora y a la vez antioxidante: Crema antioxidante y matificante con acai y borago.

Pieles maduras deshidratadas que necesitan hidratación, nutrición y una dosis extra de colágeno: para el día: crema antienvejecimiento reparadora con té blanco y fito-péptidos bioactivos. Por la nocheRegenerating Night Cream: Neuro-Peptide & Violet Leaf Extract es una potente crema de noche formulada con péptidos, antioxidantes, vitaminas, ácido hialurónico y ácidos grasos esenciales. Está indicada para pieles con líneas de expresión profundas, arrugas, flácidas y/o apagadas

En esta fase además de seleccionar la crema de día no te olvides del sérum y del contorno de ojos de centella asiática y tetrapéptidos de colágeno. 

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.