DIY: DO IT YOURSELF

Hazlo tú mismo: protector solar casero

Esta semana os traemos una receta súper veraniega y un poquito más complicada de lo que os tenemos acostumbrados. Pero que no cunda el pánico. A estas alturas ya sois todos unos Cosmethics Chefs, así que con calma y siguiendo nuestras instrucciones seguro que sois capaces de elaborar este protector solar casero para protegeros este verano. 100% natural y efectivo. ¡Manos a la obra!

Algunos de los ingredientes pueden resultaros extraños, pero podréis encontrarlos en herborísterías, tiendas de productos naturales o farmacias. 

Protector solar casero

Protector solar casero

INGREDIENTES:

– Aceite macerado de zanahoria: 30 mL (La semana pasada os explicamos cómo prepararlo)

– Cera virgen de abeja: 30 gr

– Manteca de karité: 30 gr

– 1 cucharadita de aceite de germen de trigo (o una cápsula de vitamina E)

– Óxido de zinc en polvo (sin nanopartículas) : 10 gr

– Aceite esencial de semilla de zanahoria (o de Frambuesa): 30 gotas

– Un recipiente esterilizado

CÓMO PREPARARLO:

– Lo primero que debes hacer es esterilizar todos los utensilios y recipientes que vayas a emplear. Puedes hervirlos o pulverizarlos con alcohol y dejarlos secar al aire.

– Protégete con una mascarilla. El polvo de Zinc puede ser peligroso si se inhala, por lo que debes tener cuidado al manipularlo.

– Calienta en un recipiente al baño maría los aceites (excepto los esenciales), la manteca y la cera hasta que se derritan. Mezclalos bien y ten cuidado de no sobrecalentarlos.

– Retira del fuego y deja que se templen unos instantes. Añade el polvo de zinc y mezcla enérgicamente hasta que no queden grumos.

– Cuando tengas una mezcla bien homogénea añade el aceite esencial y vuelve a mezclar.

– Vierte la mezcla en un envase y deja reposar 24 horas. Obtendrás una consistencia de barra/crema.

NOTAS COSMETHICS:

– Con este protector con óxido de zinc al 12% obtendrás un FPS de 10-12. El aceite de zanahoria, el de germen de trigo, la manteca de karité y el aceite esencial de semillas de zanahoria o de frambuesa también tienen cierto factor de protección, por lo que aumentarán este efecto. De todas formas puedes cambiar la concentración de óxido de zinc y adaptarla a tus necesidades. Recuerda que si tu fototipo de pieles es muy bajo este DIY no está pensado para ti, necesitarás (por lo menos hasta que pasen muchas sesiones de sol) un protector solar mucho más elevado. 

– Prueba tu protector al aire libre en un día sin demasiada radiación y a una hora prudente. Evalúa su efecto sobre tu piel gradualmente.

– Este protector no sustituye a los comerciales. Para tomar el sol de forma directa o en caso de pieles sensibles y muy claras, la mejor opción es optar por un protector solar natural, de calidad y con un FPS alto.

– No olvides volver a aplicar tu protector después del baño, ya que no es resistente al agua.

Si te gustan más las texturas aceitosas te recomendamos nuestro aceite de bronceado de zanahoria. 

Photo from: https://es.pinterest.com/pin/37999190582753775/

 

Avatar

Me llamo María. Soy licenciada en Medicina. Adoro el deporte, sobre todo si es al aire libre. Me encanta salir a correr cada día y hacer senderismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading cart ⌛️ ...