Dark Mode On / Off

Hazlo tú mismo: sales de baño efervescentes

Hazlo tú mismo: sales de baño efervescentes

Esta semana os proponemos un fresco y relajante baño de sales perfumadas y efervescentes, al que estamos seguras, no os podréis resistir. Además puedes realizarlas también y regalarlas, seguro que la persona que las recibe le encantan.

Hazlo tú mismo: sales de baño efervescentes
Hazlo tú mismo: sales de baño efervescente

QUÉ NECESITO:

– 1 taza de sal marina muy gruesa.

– 1/2 taza de bicarbonato de sodio.

– 1/4 de taza de ácido cítrico.

– 3-7 gotas de colorante vegetal

–  30-40 gotas de aceite esencial.

– 10 gramos de pétalos de flores secas (opcional)

CÓMO LO HAGO:

1. Como primer paso, debes tamizar el bicarbonato de sodio.

2. Una vez tamizado el bicarbonato, lo mezclas bien con la sal marina.

3. Añade las gotas de colorante y ve removiendo bien hasta obtener el tono deseado.

5. Añade el aceite esencial gota a gota y mezclándolo entre las sales. Ten en cuenta que unas fragancias son más fuertes que otras, así que la cantidad de esencia depende de la intensidad de perfume que desees obtener.

6. Después agrega el ácido cítrico y vuelve a remover la mezcla.

7. Si tienes unos pétalos de flor seca a tu alcánzalo échalos al final. Darán un toque especial a tus sales.

8. Solo tienes que echar las sales en un recipiente bonito y bien cerrado, para que no pierdan su fragancia. Estarán listas para un placentero baño.

CONSEJOS theCosmethics:

– El bicarbonato y el ácido cítrico, aunque son ingredientes de los que puedes prescindir a la hora de elaborar sales de baño, son los que conseguirán ese efecto efervescente. Puedes conseguir ácido cítrico en farmacias, parafarmacias, tiendas de alimentación natural e incluso algún supermercado.

– Escoge un colorante que sea de origen vegetal y de uso alimentario. Puedes encontrarlos en tiendas de productos de pastelería y supermercados.

– Existen multitud de combinaciones de diferentes fragancias. Un clásico que nunca falla son las sales de lavanda, con aceite esencial y flores de lavanda secas. Prueba también con geranio, sándalo y bergamota o canela, ylang-ylang y naranja.

Dra. Maria Ugia

Me llamo María. Soy licenciada en Medicina.

Adoro el deporte, sobre todo si es al aire libre. Me encanta salir a correr cada día y hacer senderismo.

Artículos recomendados

5 Comments

  1. Hola Maria, he intentado esta receta pero se compacta dentro del frasco y al colocar la tapa se dispara por la presión interna.

    1. Hola Karen, es posible que hayas utilizado demasiado bicarbonato de sodio? ¿Podrías probar de nuevo la receta con menos cantidad? Quedamos atentas a tu respuesta, saludos.

    2. Hola Karen, prueba a utilizar menos bicarbonato de sodio y menos ácido cítrico. Redúcelo 1/3 de taza de bicarbonato de sodio y 2 cucharadas soperas de ácido cítrico. Quedamos atentas a tu respuesta.

  2. falta algun aceite portador para diluir en aceite esencial, nunca puede ir directo a la piel…

    1. Hola Pura, muchas gracias por tu comentario. Efectivamente los aceites esenciales no se deben utilizar directamente sobre la piel; nuestra recomendación es que los diluyas en aceites vehiculares. Puedes utilizar aceite de almendra, es un fantástico aceite vehicular para este tipo de mezclas. Esperamos haberte sido de ayuda.

Responder a Ana V. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.