DIY: DO IT YOURSELF

Cómo hacer una vela para masaje

Aunque de entrada puede parecer algo complicado, solo necesitáis seguir bien los pasos y en cuestión de minutos tendréis vuestra vela perfumada hecha. ¿Quién puede resistirse a un relajante masaje con aroma a sándalo y naranja?

Cómo hacer una vela para masaje

Cómo hacer una vela para masaje

MATERIALES NECESARIOS:

– 70g de cera de soja.

– 10g de manteca de karité.

– 8g de aceite de coco

– Mecha o un hilo de algodón.

– Termómetro.

– Aceites esenciales: 20 gotas de naranja, 10 gotas de sándalo y 5 gotas de lavanda

– Uno o varios envases.

PASO A PASO: CÓMO HACER VELAS CASERAS PERFUMADAS PARA MASAJES

1. El primer paso es preparar la mecha. Para eso deberás calentar lentamente y al baño maría la cera de soja hasta que se derrita y mojar en ella un trozo de hilo atado a un palito (por ejemplo un lápiz) en uno de los extremos.

Emplea el lápiz como soporte para colgarlo y déjalo secar en vertical.

2. Añade la manteca y el aceite a la cera y derrite también, mezclando los ingredientes.

Deberás controlar la temperatura y una vez que alcance los 40 grados, retirar el recipiente del fuego.

3. Añade los aceites esenciales y vuelve a remover.

4. Coloca la mecha en el recipiente (o los recipientes si decides repartir en varias velas).

Si no tienes soportes para mechas, dale una vuelta al cordón en el fondo del vaso, para que se sostenga mejor.

5. Sin dejar de sujetarla vierte lentamente la mezcla.

Hazlo lentamente para que quede mucho mejor.

6. Deja reposar durante 24 horas para que la vela alcance la consistencia adecuada.

NOTAS Y CONSEJOS [THE] COSMETHICS:

– Puedes conseguir la cera de soja en algunas tiendas especialidades en productos para velas y de jabonería. También es muy fácil encontrarla en tiendas on-line.

– La cera de soja, al contrario que la de abejas, no tiene consistencia suficiente para mantenerse firme por sí sola. Por eso deberás emplear siempre un recipiente del que no podrás extraer tu vela.

– Existen multitud de combinaciones y propiedades diferentes para tus velas. Puedes probar con esencia de lavanda y crear una vela relajante para antes de acostarte o con romero y menta para aliviar contracturas y dolores musculares.

Otra receta que estamos seguros te encantará es nuestra bruma relajante para almohada. Es una ocasión perfecta para hacer ambas cosas de forma sencilla y casera.

– Una buena idea es repartir la mezcla en pequeñas velitas y probar diferentes esencias en cada una. Para esto puedes emplear por ejemplo vasos pequeñitos o pequeños envases metálicos de bálsamo labial.

– Crea una vela con mucho mimo y ponla en un recipiente bonito. Puede ser un buen regalo para alguien especial. Perfecto para San Valentin.

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.