Belleza

Mi cuaderno de notas: un diario de piel

Si tu piel es sensible posiblemente no sepas aun qué le está sucediendo exactamente; quizás todavía no hayas identificado qué es lo que no le siente bien y por qué. Comprender la sensibilidad de tu piel y cómo reacciona ante determinados cambios es básico para poder seleccionar una rutina facial. Como bien ha explicado la Dra. María Ugía la sensibilidad de la piel puede deberse a muchas causas que a veces se nos escapan pero esto no quiero decir que no sea posible identificarlas. Pai Skincare, una de las firmas theCosmethics para pieles hipermegasensibles recomienda tener un diario/cuaderno de piel para conocerla realmente. 

Mi cuderno de notas: un diario de piel

Mi cuderno de notas: un diario de piel

Un diario de piel: una forma excelente de registrar nuestras rutinas para posteriormente identificar posibles factores

Hacer un seguimiento de tu piel es algo muy habitual, no supone mucho esfuerzo pero sí un poco de constancia y disciplina. Anotar cómo ciertas cosas afectan a nuestra piel es mucho más útil de lo que parece. Para hacerlo correctamente debemos pararnos a escuchar e interpretar nuestra piel cuando reacciona de forma diferente ante un estímulo/situación/alimento.

¿Qué puedo aprender con un diario de piel?

Al tener un diario de piel (bien sea un cuaderno físico o en una app) conseguimos ver qué impacto tienen algunos factores externos, como el estrés, el medio ambiente, nuestro ánimo, la alimentación y las hormonas. Si no tomamos nota al momento luego nos cuesta recordar/identificar.

Con esta pequeña guía diaria consigues obtener una imagen más clara de tu piel y consigues identificar patrones de conducta que pueden ayudarte en un futuro muy próximo al realizar el análisis de esas anotaciones. Así que con muchas probabilidades terminarás identificando qué factores desencadenan esos brotes y reacciones aparentemente aleatorias y podrás saber qué hacer o qué evitar en el futuro para que no se vuelvan a repetir.

Guía de preguntas para contestarte cada día

Las preguntas que te debes hacer cada noche deben ser breves y fáciles de contestar, si no hay muchos riesgos de que unas “simples anotaciones” de 5 minutos se conviertan en una tarea y ese no es el objetivo de nuestro cuaderno/diario de piel.

Idealmente 3 meses serían un periodo de tiempo idóneo para obtener una buena visión completa y general, si es demasiado tiempo hazlo por lo menos durante 289 días (un ciclo lunar, que también se corresponde con un ciclo de la piel).

Dormir

  1. ¿A qué hora me he acostado?
  2. ¿A qué hora me le levantado?
  3. ¿Cómo de bien dormiste?
  4. ¿Cuántas horas dormiste?

Cuidado de la piel:

  1. ¿Qué hiciste / usaste para tu rutina matutina de cuidado de la piel?
  2. ¿Qué hiciste / usaste para tu rutina de cuidado de la piel por la noche?
  3. ¿Usaste algo más durante el día?
  4. ¿Cómo se veía tu piel cuando te despertaste?
  5. ¿Cómo era tu piel cuando te fuiste a la cama?

Dieta:

  1. ¿Qué comiste en tus comidas?
  2. ¿Comiste algún bocadillo o snack entre horas?
  3. ¿Cuánta agua bebiste a lo largo del día?
  4. ¿Cuánta cafeína y teína tomaste?

Estado de ánimo y actividad:

  1. ¿Hiciste ejercicio?
  2. ¿Cómo estaba tu estado de ánimo durante el día?
  3. ¿Cómo fueron tus niveles de estrés?
  4. ¿Dónde estás en tu ciclo menstrual?

Ambiente:

  1. ¿Cómo estaba tu entorno?
  2. ¿Estuviste al sol? ¿Durante cuánto tiempo?
  3. ¿Estuviste al frío? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Hacía viento?
  4. ¿Estaba la calefacción encendida en tu casa o lugar de trabajo?
  5. ¿Estaba el aire acondicionado encendido?

Ropa:

  1. ¿Qué ropa llevabas puesta?
  2. ¿De qué tejidos está hecha la ropa que elegiste hoy?

Puede  que esta batería de preguntas te parezcan demasiado cotidianas y sencillas pero en ellas encontrarás muchas respuestas. Haz el esfuerzo de contestar este breve cuestionario cada noche y después de tres meses, tómate un tiempo para revisar las respuestas en conjunto y ver qué te revelas. Probablemente te sorprendas de cuánto afectan estos factores y situaciones a tu piel.

Si bien un diario de la piel puede no tratar la afección de la piel, sí puede ayudarte mucho y orientarte a saber qué situaciones no le sientan bien a tu piel.

Te dejamos un enlace a un artículo sobre diferentes tipos de piel sensible en los que la periodista Nina Benito aborda cada una de ellas.

También te puede interesar