Belleza

¿Qué es la doble limpieza? ¿Es necesaria? ¿Cómo y cuándo hacerla?

¿En qué consiste una doble limpieza? ¿Mito o realidad? ¿Hasta qué punto es efectiva? ¿Se recomienda para todo tipo de piel? ¿Si tengo la piel sensible también debo hacer una doble limpieza? ¿Debo hacer doble limpieza si no me maquillo?¿Un aceite limpiador es efectivo para limpiar una piel grasa? ¿Qué sucede si no hago doble limpieza? ¿Qué productos debo utilizar para realizar una doble limpieza?  En este artículo de nuestro magazine resolvemos todas estas consultas.

1. ¿En qué consiste una doble limpieza facial?

En una limpieza facial en dos fases -con dos productos diferentes- en vez de con uno solo. Primero utilizaremos un limpiador de base aceitosa -para retirar “suciedad” superficial– y a continuación -segunda fase- incorporamos un limpiador de base acuosa para terminar de limpiar la piel en profundidad

La doble limpieza facial proviene de los conocidos rituales de belleza asiáticos. En este ritual de belleza la limpieza juega un papel primordial. La mayor parte de los rituales de belleza coreanos siguen estos pasos:

1º Desmaquillar en dos fases: consiste en desmaquillar el rostro con un limpiador acuoso (libre de grasa) y en desmaquillar los ojos con un limpiador aceitoso. Este paso es prescindible si no has usado maquillaje.

2º Limpiar: con un gel/jabón neutro y utilizando agua.

3º Exfoliar: 2 o 3 veces por semana utiliza un exfoliante con ácidos (siempre de noche)

4º Tonificar: este paso es necesario cada vez que limpies el rostro tanto por la mañana como por la noche. El tónico es un paso importantísimo porque su misión es regular el pH de la piel y “cerrar” los poros. Hay muchos tipos de tónicos según tu tipo de piel o necesidades. Los hay reguladores (para piel grasa o con brillos), los hay supercalmantes (libres de alcohol para piel muy sensible), los hay que son superhidratantes, los hay con ácido hialurónico e incluso los hay iluminadores. Lo importante cuando elijas un tónico es que, además de hidratar, sea capaz de complementar tu rutina facial y mantener tu piel en las condiciones que deseas.

2. ¿Mito o realidad? ¿Hasta qué punto es efectiva una doble limpieza facial?

Realidad, pero no siempre es necesaria una doble limpieza.

Si quieres que tu piel se mantenga durante más tiempo joven, radiante, saludable y por supuesto retrasar el envejecimiento prematuro de tu piel debes mantenerla limpia cada día y noche. Aunque no siempre sea necesario que hagas una doble limpieza. La clave es comprender qué necesita tu piel y elegir el/los productos adecuados para limpiarla correctamente.

A priori, siempre hay excepciones, recomendamos una doble limpieza siempre que:

– Tengas la piel mixta, mixta-grasa, grasa o muy grasa.

– Utilices maquillaje

– Utilices cosméticos con factor de protección solar

– Tu piel se engrase con facilidad, tienda a poro dilatado o a granitos.

3. ¿Es para todo tipo de piel?

No. No todas las pieles toleran una doble limpieza. Una piel reactiva, sensible, con dermatitis o psoriasis es muy posible que no se sienta cómodo con una doble limpieza. Añadir otro limpiador implica tener que estar “tocando” / “trabajando” la piel durante más tiempo y esto puede provocar rojeces y/o tiranteces.

Si tu piel es muy sensible nuestra recomendación es que hagas una limpieza muy suave con un único limpiador calmante que combine aceite y agua y que sea muy fácil de aplicar y retirar.

A continuación nuestros favoritos para limpiar una piel sensible con un único producto*:

– Limpiador en crema calmante, Pai Skincare

– Limpiador en crema calmante Grace, Antipodes 

– Loción limpiadora, Matarrania (no necesitas nada de agua para utilizarla)

– Jabón nº9 para piel sensible, Inuit

– Bálsamo limpiador calmante, Jane Apothecary

* Este tipo de limpiadores no retiran al 100% todo el maquillaje.

Incorpora una doble limpieza si:

– Tienes la piel mixta, mixta-grasa, grasa o muy grasa.

– Utilizas maquillaje

– Utilizas cosméticos con factor de protección solar

– Tu piel se engrase con facilidad, tienda a poro dilatado o a granitos.

Si tienes la piel mixta, o mixta grasa y te maquillas o utilizas protector solar vas a necesitar un aceite desmaquillante para conseguir esa limpieza profunda y esa sensación de que la limpieza ha sido “de verdad”.

4. Tengo la piel grasa: ¿puedo utilizar un aceite limpiador?

Por supuesto. Es una duda muy frecuente. Aunque parezca extraño funciona muy bien. Los productos grasos consiguen retirar el exceso de sebo de maravilla, la clave está en retirarlos correctamente y luego incorporar un limpiadr acuoso libre de grasa para limpiar la piel en profundidad y dejarla superfresca e hidratada.

5. ¿Qué sucede si no hago una doble limpieza?

Si tu piel no cumple las características de una piel que sí necesita una doble limpieza no pasará nada si no haces doble limpieza. Si tu piel necesita una doble limpieza y no se la proporcionas tendrás la piel apagada, con un exceso de graso e impurezas y no gozará de un aspecto saludable y radiante.

A continuación compartimos contigo nuestros limpiadores favoritos para pieles que no necesitan una doble limpieza (estos limpiadores también se pueden utilizar en algunos casos como segunda fase de una doble limpieza cada noche o como limpiadores faciales cada mañana):

– Si buscas hidratación, luminosidad y firmeza y te encantan las pastilla de jabón que duran mucho: Le Savon Lune de Argentum ApothecaryNUESTRO FAVORITO.

– Si buscas limpieza y mantener a raya algún que otro brillo o granito puntual: Juliet de AntipodesAdemás tiene propiedades antioxidantes e iluminadoras

– Si lo que buscas es simplemente limpiar suavemente con una pastilla de jabón (y no tienes la piel seca): Mousse limpiadora de Mádara

– Si buscas un limpiador hidratante y con tratamiento antiageing y para ti la limpieza es un ritual de bienestar y te encanta ese momento (y te gusta mantener la limpiadora sobre el rostro): La Lune de Velours de Argentum o Recovery Cleanser de Dafna’s Personal Skincare

– Si bucas un jabón limpiador sencillo y muy económico para limpiar de forma suave tu piel cada mañana y noche: mousse limpiadora de Matarrania.

6. ¿Qué tipo de limpiador elijo (para la primera fase) si quiero hacer una doble limpieza?

La elección depende del tipo de limpieza que necesites, del tipo de piel que tengas y de la sensación que quieras obtener al limpiar.
Si utilizas maquillaje con aceite y/o protector solar:

Nuestra recomendación es que elijas un aceite limpiador, este tipo de productos es más potente y efectivo para limpiar. Todo lo aplicado sobre la piel saldrá mucho mejor y con menos esfuerzo (con una crema limpiadora también consigues limpiar, pero no de la misma forma y necesitarás un esfuerzo mayor.

Nuestro limpiador facial favorito en aceite. 

Si no te maquillas, no usas protector solar y además tienes una piel normal, seca o muy seca

Posiblemente no necesites una doble limpieza. En este caso te recomendamos utilizar una crema limpiadora y además sentirás la piel muy fresca. 

Si lo que quieres es sentir la piel “jugosa”

Mejor elegir una textura aceitosa/emoliente como el aceite para la primera fase. Cualquier limpiador en aceite o bálsamo mencionado anteriormente te irá bien.

7. Nuestra combinación favorita:

Primera fase: Aceite limpiador y desmaquillante, Pai Skincare Lo retira todo, no deja tiranteces ni rojeces. Funciona igual de bien todo tipo de piel

Segunda fase: Jabón limpiador e iluminador Le Savon Lune (también lo utilizamos cada mañana como único limpiador).

¿Tienes consultas o dudas? Déjanos un comentario y nuestro equipo de atención al cliente la resolverá en la mayor brevedad posible.

También te puede interesar