Sin categoría

Vuelta a la rutina: consejos para los más peques

Hoy compartimos consejos idóneos para la entrada del otoño, haciendo hincapié esta vez en los más pequeños, ya que son una parte muy importante en la vuelta a la rutina tras las vacaciones. La vuelta al cole, las compras de ropa y de material escolar o las actividades de tiempo libre son tareas que ocupan su tiempo y requieren una buena planificación de papás y mamás para que todo vuelva a la normalidad de la mejor forma posible.

Vuelta a la rutina: consejos para los más peques

Vuelta a la rutina: consejos para los más peques

La llegada de septiembre no sólo significa que los niños vuelvan al colegio y nosotros a nuestro puesto de trabajo. Durante las vacaciones de verano solemos descuidar ciertos hábitos de nuestra vida diaria y trasladar esto a nuestros hijos. Por eso muchas veces damos vía libre en cuanto a alimentación, horarios o tareas que después nos cuesta recuperar. Debemos ir poco a poco adaptándonos y adaptándolos a ellos a la vida diaria haciéndoles ver que es algo positivo e integrándolos en nuestra rutina de forma participativa. Será mucho más fácil y divertido.

– Vuelta al cole:

En esta tarea es vital que te planifiques muy bien. Evita dejar todo para el final. Prepara con antelación todo lo necesario en cuanto a material, ropa, libros y gestiones y evitarás colas y apuros. Además es bueno que compartas estas tareas con tus hijos, para que sean partícipes de su vuelta a la rutina y les resulte más motivante y fácil de llevar. Piensa que este tipo de cambios son una situación estresante para ellos y esto puede influir en su comportamiento, por lo que es bueno que lo asimilen poco a poco y que seamos comprensivos y asertivos con ellos. Los primeros días necesitarás tiempo para conocer los nuevos profesores, repasar los nuevos contenidos con tus hijos, o ayudarles en las tareas. Dedícaselo y verás como ellos también se adaptan más rápido y mejor.

– Recuperando los buenos hábitos:

En esta época debemos prestar especial atención a su salud, ya que durante el verano es habitual que les demos cierta libertad en cuanto a alimentación, horarios o deporte. Es época de recuperar una dieta sana y variada, intentando que coman de todo y limitando al máximo su consumo de azúcar y de alimentos procesados. Debemos incluir verduras frescas en su dieta e ir poco a poco adaptando su alimentación según la edad, pero evitando siempre sustituir la comida que hemos preparado por chucherías o comida basura para que se lo coman mejor. Además debemos evitar que se salten comidas de forma sistemática, sobre todo el desayuno al que muchas veces le quitamos importancia. Nuestros hijos deben ir bien alimentados al colegio, para afrontar la mañana con energía.

También es fundamental que se adapten al nuevo horario con suficiente antelación. No olvidemos que un niño debe dormir entre 9 y 11 horas diarias, por lo que es fundamental que se acuesten temprano para empezar el día con energía. Además esto facilitará el aprendizaje y su buen funcionamiento psicológico. Por último no debemos olvidar que el ejercicio físico es indispensable en su día a día. Existen multitud de actividades adaptadas a gustos, edades o problemas de salud concretos como asma o escoliosis. Debemos de escoger la que más convenga en estos casos y sobre todo, que resulte divertida. Esto ayudará a mantener tanto su salud física como mental.

– Aprovechando el tiempo libre:

Todo niño necesita tiempo libre para disfrutar con sus amigos y su familia. Hoy en día es normal que nuestros hijos se apunten a una o varias actividades extraescolares. Esto, además de ayudarnos a organizar su tiempo puede resultar muy enriquecedor en su educación. Eso sí, no debemos abusar de ellas y tenemos que saber que nuestros hijos necesitan tiempo libre diario a parte del colegio y de esas actividades. Disponer de momentos en los que disfrutar con otros niños o en su casa, simplemente jugando y dando rienda suelta a su imaginación es algo que reduce el estrés y fomenta la creatividad de los más pequeños. También tenemos que tener en cuenta que hoy en día los niños pasan muchas horas bajo el techo del colegio y sometidos al estímulo de pantallas de televisión, ordenadores, móviles o videoconsolas. Aprovechar estos ratos libres para realizar alguna actividad al aire libre siempre va a resultar beneficioso para ellos.

Todavía no hay comentarios

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.